Sistemas de irrigación para el desarrollo rural: enseñanzas de las evaluaciones del impacto

IFAD Asset Request Portlet

Publicador de contenidos

Sistemas de irrigación para el desarrollo rural: enseñanzas de las evaluaciones del impacto

El riego representa uno de los ejes de las estrategias de desarrollo del sector rural. En particular, los proyectos de riego en pequeña escala, como los sistemas de canales o de pozos entubados, son comunes debido a su costo relativamente bajo y su facilidad de manejo por parte de los usuarios. En el período comprendido entre 2000 y 2015, el FIDA financió 22 proyectos en los que se incluían actividades de riego, por un valor total de USD 1 300 millones. Al no depender de las precipitaciones, se prevé que las tierras de regadío produzcan unos rendimientos más elevados y más estables, lo que dará como resultado un aumento de la seguridad alimentaria y los ingresos.

A pesar de esta previsión de beneficios, solo se riega el 21 % de la tierra cultivada en el todo mundo; en el caso de África Subsahariana esta cifra desciende hasta el 5 %. Asimismo, habida cuenta de la creciente escasez de agua a causa del cambio climático y la competencia con otros sectores, es necesario ampliar y mejorar la cobertura de riego de manera que los beneficios de cada gota se aprovechen al máximo.

Para hacer frente a estos desafíos, tenemos que integrar las enseñanzas extraídas de experiencias pasadas; las evaluaciones del impacto, cuya metodología es rigurosa, constituyen una de las mejores fuentes de aprendizaje. Recientemente se han llevado a cabo muchas evaluaciones del impacto sobre proyectos de riego en pequeña escala de diversas organizaciones en varios países. Además, el FIDA evaluó el Proyecto de Fomento de la Producción de Arroz de Riego (IRPEP) en Filipinas y el Programa de Desarrollo Participativo del Riego en Pequeña Escala en Etiopía (PASIDP) proyecto en Etiopía, y financió una evaluación del impacto externa del Proyecto del FIDA de Apoyo al Desarrollo en las Regiones de Menabe y Melaky (AD2M) proyecto en Madagascar. Juntos, estos recientes estudios ofrecen tres lecciones destacadas para futuros proyectos.

Convertir la mejora de los rendimientos en ingresos más elevados

El riego siempre mejora los rendimientos, tal como se muestra en las últimas evaluaciones del impacto de los proyectos de riego en pequeña escala de Ghana, la India, Malí, Nepal, Filipinas and Tailandia. En esos mismos estudios relativos a Filipinas, Ghana, la India y Malí, así como otro a Viet Nam, gracias a los proyectos también se logró aumentar las ventas de los cultivos y los ingresos. Sin embargo, en los estudios relativos a Nepal y Tailanda, y otro relativo al Perú, se muestra que, en promedio, no hubo ningún tipo de mejora ni en las ventas de cultivos ni en los ingresos.

En los proyectos del FIDA AD2M y PASIDP, se registró un aumento tanto de los rendimientos como de los ingresos de las explotaciones; por el contrario, en el IRPEP, el aumento de los rendimientos no siempre se tradujo en un aumento de los ingresos de los cultivos. La explicación a esta situación radica en aquellos hogares que no fueron capaces de afrontar el pago de los insumos durante la producción, lo que les obligó a acudir a comerciantes locales para obtener préstamos costosos que devolverían con sus cosechas, dejándoles así muy poco margen para su venta. La baja calidad de estos insumos también redujo la rentabilidad de sus explotaciones. En el caso del PASIDP, también se observó que en ocasiones los hogares no habían conseguido acceder al mercado antes de que sus productos comenzaran a pudrirse.

Por consiguiente, para traducir el aumento de los rendimientos en unos ingresos y medios de vida sostenibles, será fundamental abordar esos obstáculos relacionados con la participación en el mercado (en particular, centrándose en los insumos, el crédito y el acceso a los mercados, y gestionando adecuadamente las complejas relaciones con los comerciantes locales).

Cambios en la diversidad de los medios de vida

El impacto del riego en la diversidad de los medios de vida puede ser impredecible. En el estudio relativo a la India que se menciona anteriormente, se señaló un aumento de los ingresos procedentes del trabajo asalariado pero un descenso de la diversidad de los cultivos. Este mismo descenso de la diversidad de los cultivos se observó en un proyecto de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) puesto en marcha en Filipinas. En los estudios relativos a Malí, Nepal y Viet Nam, se señaló un aumento de los niveles de propiedad del ganado y los ingresos conexos; sin embargo, en los estudios relativos a Ghana y Filipinas no se observó ningún impacto (o el impacto fue negativo).

Se registró una mejora de la diversidad de los cultivos en el marco del PASIDP, y los ingresos procedentes de la ganadería y las empresas familiares aumentaron en el marco del IRPEP; también se demostró que los proyectos del FIDA dieron lugar a una reducción de los tipos de medios de vida, a menudo sin generar beneficios notables. Por ejemplo, se observó que muchos beneficiarios del AD2M y el IRPEP habían intensificado su producción de arroz en detrimento de otras actividades más lucrativas, lo que se tradujo en un impacto limitado sobre los ingresos totales.

Si estos medios de vida específicos se reducen y no generan los suficientes beneficios, aumentará la vulnerabilidad a las perturbaciones y dificultará la transformación rural limitando las actividades económicas no agrícolas. Los proyectos futuros tienen que centrar su atención en mejorar los ingresos totales (y no solo los ingresos agrícolas) y determinar la manera de fomentar una diversificación de los medios de vida o una especialización más lucrativa. Para ello, se podría alentar la utilización de agua de riego en las tierras dedicadas al pastoreo de ganado, y emplear la capacitación, la información y un mayor acceso a los mercados a fin de promover una inclusión más beneficiosa en las cadenas de valor, el crecimiento de cultivos de alto valor, y una mayor participación en las actividades no agrícolas.

Garantizar una distribución igualitaria del agua

Uno de los principales problemas de los sistemas de riego en pequeña escala radica en garantizar la distribución igualitaria del agua. En los sistemas de canales, el abuso de los hogares situados al inicio de los tramos a menudo limita el acceso al agua de los hogares más pobres situados al final de los canales. En los casos del proyecto de la JICA en Filipinas y el estudio relativo a la India se demostró que no fue posible solventar este problema. En la India, a pesar de que los grupos de usuarios del agua recibieron apoyo adicional para la gestión de los sistemas de riego, se experimentaron problemas de acaparamiento por parte de las élites.

Por otra parte, se observó que en el marco del IRPEP se había mejorado el acceso al agua y los rendimientos de los hogares situados al final de los tramos de los sistemas de riego. Estos buenos resultados obedecen a varios motivos: por un lado, el agua se distribuyó a través de canales más eficaces, revestidos de hormigón y adaptados con puertas de esclusa para garantizar un mejor seguimiento y control; por otro lado, se combinó la prestación de apoyo con la creación de capacidad de las asociaciones de regantes. En el caso del PASIDP, se demostró la eficacia del fortalecimiento de los grupos de usuarios del agua a la hora de mejorar la gestión de los sistemas.

Si bien las cuestiones relacionadas con la distribución igualitaria del agua dependen en gran medida de cada contexto, las conclusiones positivas extraídas del IRPEP y el PASIDP destacan que una infraestructura combinada y un enfoque basado en la gestión posiblemente sea el mejor modelo a seguir.

 

Para obtener más información, sírvase consultar el informe del PASIDP - Impact of modern irrigation on household production and welfare outcomes, el informe del AD2M - Impact evaluation of the Menabe and Melaky development programme in Madagascar y el informe de la evaluación del impacto del IRPEP - Irrigated Rice Production Enhancement Project (IRPEP) impact assessment report.